Datos Gamer

El principal error de los juegos clásicos de Final Fantasy

Publicado por Zyk • agosto 17, 2022

Final Fantasy es una de las series más importantes de la historia de los juegos de rol. A lo largo de las décadas, los jugadores han podido conocer historias de diferentes héroes en distintos universos, como Terra (Final Fantasy VI), Cloud (Final Fantasy VII), Zidane (Final Fantasy IX) y Tidus (Final Fantasy X).

Todos estos juegos tienen algo en común: en este caso, una historia profunda con personajes a los que podemos encariñarnos fácilmente. Además, los sistemas de combate, por muy variados que sean entre sí, también tienen su propio encanto. Inevitablemente, cada jugador puede encontrar algo que le guste.

Final Fantasy

Es una pena que un aspecto tan importante de la mitología de Final Fantasy se haya perdido en la mayoría de los juegos antiguos. Me refiero, en este caso, al peso de las Invocaciones. El problema no es (ni tendría por qué serlo) la existencia de las Invocaciones en sí, sino la frustración de utilizar estas criaturas en combate.

Hasta el último Final Fantasy X, todos los juegos de la serie limitaban el daño que el jugador podía infligir a los enemigos. Así, por muy poderoso que sea el grupo del jugador, por ejemplo, los ataques alcanzarían un techo de daño insuperable. Por supuesto, se ha optado por no poner las cosas demasiado fáciles en los casos en los que se espera un desafío.

Este sistema en sí no es un problema. Pero la forma en que afecta a las invocaciones, específicamente, es algo frustrante. No es raro ver escenas cinemáticas de invocaciones que destruyen ciudades enteras en la serie Final Fantasy. Este fue el caso de Cleyra en Final Fantasy IX, por ejemplo.

Ver todo el poder destructivo de estas criaturas legendarias en escenas concretas es siempre emocionante. Sin embargo, cuando decidimos utilizar una invocación para atacar de verdad en algún Final Fantasy clásico, el daño causado suele ser menor que el de los propios personajes. Se pone peor: hay una enorme animación antes de que las invocaciones ataquen. Esperas, ves toda una gran animación en preparación para el ataque… Y hace 2000 de daño.

Fue agradable ver el fin de la limitación de daño para los personajes y las invocaciones en los Final Fantasy post-X (que ya tenía su propia forma de sortear la limitación de daño). Aun así, cuando volvemos a los clásicos, es difícil que no nos dé pereza utilizar las invocaciones en el combate. Al fin y al cabo, todo ese espectáculo puede rendir menos que una simple esgrima.

Final Fantasy XVI, el próximo juego de la serie principal, promete volver a hacer de las invocaciones una parte fundamental de la historia. En el primer semestre de 2023 sabremos cuál será el resultado. El juego saldrá para PS5.

Articulos relacionados

¿Por qué deberías ver Cyberpunk: Edgerunners?

Cyberpunk: Edgerunners, la animación del estudio Trigger disponible en Netflix, puede haber sido el mejor producto posible para volver a entusiasmar a la gente con […]

Datos Gamer

Zyk — septiembre 29, 2022

Comentarios